"Déjate conducir por la Inmaculada"

Testimonio de conversión de Juan Fernando -Parte III-

 TESTIMONIO DE FE

¡GLORIA A DIOS!

MI CONVERSION –INTERCESION DE SAN MAXIMILIANO MARIA KOLBE

¡DEJATE CONDUCIR POR LA INMACULADA!

Parte III

Atardecer Dorado

 

 EL DÍA A DÍA HASTA EL ATARDECER DORADO.

Dado el encuentro con nuestro Señor, se lleva en mí una metamorfosis radical, una serie de cambios en mi actuar, que para mi pasaban inadvertidos, pero no para los demás la primera persona que lo notó obviamente fue mi esposa que comentaba a nuestras amistades ¿Qué le hicieron? ¿Qué le dieron? Yo quiero experimentar eso, yo quiero tener esas vivencias yo quiero estar en sintonía con mi marido, y Gracias a Dios, también recibió el llamado o la invitación para asistir a un Encuentro con Dios, pero lo de ella, es otra historia, lo que si les comento, es que a partir de esto, nuestra vida familiar, social y religiosa tuvo un giro de 180 grados; empezamos a vivir plenamente los ciclos del Adviento y Cuaresmal, así como asistir a Misa cotidianamente y con esto nos compenetramos tanto con nuestra comunidad que se estrecharon los lazos de hermandad con todos los parroquianos.

Tuvimos la Gracia o el privilegio de que se realizara una Misa de Barrio en nuestro hogar y gracias a esto, comenzamos a convivir con nuestros vecinos que teníamos más de 30 años de serlo, pero para nosotros, la ciruela del pastel fue la invitación que recibimos de participar en un grupo de adultos mayores ¡EXCELSA GRACIA Y MAGNA BENDICION!

Este grupo llamado ahora ATARDECER DORADO ha sido la plataforma para personas que como yo, estamos viviendo la Tercera Edad, relegada y mal comprendida por la mayoría, sin pensar que algún día, si Dios se los permite, formaran parte de la misma.

El principal objetivo de este grupo es la Reevangelización, mediante una mecánica de franca camaradería, dándose una plena identificación entre sus miembros, que se siente como si nos conociéramos de antaño ¡Gloria a Dios! Porque hemos encontrado a muchos hermanos en Cristo, que El nos los tenía reservados, para esta hermosa etapa de nuestra vida.

Asistir a las reuniones semanales me permite fortalecer mis valores, intercambiar experiencias y apoyarnos mutuamente para cumplir nuestro papel de abuelos, la actitud pasiva y conformista se transforma en dinámica y entusiasta, te estimula y te invita a seguir planeando todas tus actividades antes inalcanzables, te trazas metas y objetivos y sientes la presencia del Espíritu Santo que te impulsa a derramar amor y humildad en todas tus acciones, compartiendo todo lo bueno que Dios te ha dado durante tu existencia para limpiar de obstáculos el camino de todos nuestros seres amados…

Continuará…

Gracias por tus comentarios

%d bloggers like this: