"Déjate conducir por la Inmaculada"

El Dios de mi llanto y de mi gozo

El Dios de mi llanto

y de mi gozo,

deslumbra el viernes

su trágica hermosura.

 

Lágrimas derrama

la noche obscura.

Es la Virgen que clama

el viernes de dolores.

 

Pero habrá un sábado de gloria

para este mal que nos aqueja.

Y un domingo gozoso

para el futuro que nos apremia.

 

Es el amor pleno y luminoso.

Es Cristo que se vierte generoso

en ricos perfumes

grávidos de flores.

 

No puede haber más dicha

y paz en esta tierra.

Pues Dios se ha hecho presente

en un lugar ignoto.

Pueblo amado, árido aunque remoto

Divino y precioso por su gente.

 

Alegría y gozo son para sus ojos,

delicia son sus cánticos hermosos.

Dichosos los pies que corren presurosos

anunciando al Dios humilde y poderoso.

 

Esos son los valientes misioneros,

jóvenes y fraternos compañeros.

Instituidos por Dios como guerreros,

para liberar a sus hermanos prisioneros.

 

Esos son los misioneros

que no se cansan de andar

bajo el sol quemante.

Ofrecen su lucha y su alegre semblante,

para impregnar de Cristo

y ganar para su parte,

al mundo entero

con su divino combate.

Amen.
Autor: P. Alfonso G. Miranda Guardiola

@padrealfonsom

Con mucho cariño para el Pueblo de Remotos y San Francisco en Mina N.L. Misiones Semana Santa 2012.

11 de abril del 2012.

Gracias por tus comentarios

%d bloggers like this: