"Déjate conducir por la Inmaculada"

Que caigan algunas gotitas del cielo.

 

(Con mucho cariño para el pueblito de Remotos y San Francisco en Mina Nuevo Léon).

 

La tierra árida y sombría,

ya no guarda ni frutos ni flores.

La lluvia es recuerdo y melancolía,

todo es suspiro y temores.

 

Los pastos se han ido lejos,

las crías balan con miedo.

Los ruegos se elevan con celo.

Que caigan algunas gotitas del cielo.

 

Regados los surcos con oraciones,

puesta la semilla en las labores,

las acequias vacías en sus posiciones,

sólo esperamos de Dios sus bendiciones

 

 

Autor: P. Alfonso G. Miranda Guardiola

@padrealfonsom

Gracias por tus comentarios

%d bloggers like this: