"Déjate conducir por la Inmaculada"

Comentario sobre la Carta Apostólica: “Porta Fidei” del Papa Benedicto XVI.

El Santo Padre Benedicto XVI ha anunciado el inicio de un año dedicado a la fe a partir del 11 de octubre del 2012, día en el que se conmemoran 50 años de la apertura del Concilio Vaticano II. Y veinte años de la publicación del Catecismo de la Iglesia Católica.

El Papa ha querido, entre otras cosas, animar a la vivencia de la fe, acentuando lo que tiene que ver con el testimonio creíble, la purificación y conversión constante, y por supuesto la alegría y la belleza del seguimiento de Jesús.  

Ha propuesto diversas actividades a realizarse en las distintas instancias de la vida eclesial, como las parroquias, comunidades religiosas y en las familias.  

Ha puesto su acento especial en la formación y conocimiento de la fe, a través del estudio del Catecismo de la Iglesia.

Quiere que revitalicemos y cuidemos la fe, que nadie se vuelva perezoso. Hay que buscar la fe, con una adhesión fuerte y vigorosa, hasta alcanzar una relación íntima y profunda con Jesucristo.

El Santo Padre desea inyectar nuevos bríos, en toda la vida de la Iglesia, para redescubrir la alegría de creer y volver a encontrar el entusiasmo de comunicar la fe.

Para ello, hay que apoyarnos en los sacramentos, principalmente en la Eucaristía, y en la vida comunitaria y fraterna. Sin perder jamás de vista, la caridad y la justicia.  

Concluye contundentemente diciendo que todo, la alegría, la belleza, el perdón, el amor, pero también el dolor y el sufrimiento, tienen su última respuesta en Jesucristo.

Encomienda este Año de la Fe, a la intercesión de la Madre de Dios, “Proclamada bienaventurada, porque ha creído” (Lc 1,45).

 

P. Alfonso G. Miranda Guardiola

@padrealfonsom

3 de mayo del 2012. 

Gracias por tus comentarios

%d bloggers like this: