"Déjate conducir por la Inmaculada"

POEMA: MUERTE Y RESURRECCIÓN DE JESÚS

REFLEXIONES SACRAS

JESÚS EN LA CRUZ

MUERTE Y RESURRECCIÓN DE JESÚS

 

Ante tu Cruz, recordando Tu Calvario

Tu silencio y serenidad, Tu sumisión,

te suplico muéstrame el camino, Jesús…No lo veo…

sólo veo mi debilidad…

fortaléceme para acabar con la maldad

y a la vez, ser buen ejemplo de tu amor, de tu bondad

porque me sé débil, pequeña…

 

Cuánto bien le hace a mi espíritu, a mi alma,

recordar Tu Calvario, Tu Muerte…

tu recuerdo me sensibiliza ante el padecimiento humano

ante la sinrazón, la dominación, la turbación…

Dame, Jesús, Tu Sabiduría, Tu entereza y dignidad

para encontrar el buen camino que conduzca a la verdad,

a la justicia, al perdón…

 

Abrazado a tu imagen siento que Tú también me abrazas

que me proteges…Sí aquí estás, te has detenido junto a mí,

en mi pequeñez me siento en paz, en armonía, en equilibrio junto a Ti.

Sólo quiero y entiendo la vida.

Sólo así sembraré la semilla de lo mejor de mi

para el bien de los que me siguen en el futuro…

Sólo así podré vivir en Tu amor, abrazada a Tu Fe.

 

Te he visto pasar tantas veces en mi camino

en el prójimo necesitado y dar tan poco o nada de mi…

Me avergüenzo, perdóname por favor.

Perdóname, Jesús, por no servir a los demás como me enseñaste;

Perdóname, Jesús, por huir ante el dolor y el sufrimiento humano

porque en esos momentos me olvido de Tu propio padecer

en Tu cruz, en Tu muerte…

 

Tus brazos abiertos…tan heridos, tan golpeados…

Jesús, ¿habrá otro nido mejor que éste

en donde buscar mi hogar?

Si Tú los cierras y me envuelves en Tu ternura

como el Padre amoroso que recibe al hijo pródigo

con amor y perdón, sosteniéndome firmemente,

tengo la seguridad de que estás siempre allí

para sanar mis faltas y no acordarse de mis caídas.

 

Así Tú, Jesús, nos diste ejemplo de fortaleza, de valentía,

de paciencia y tolerancia ante lo adverso

cayendo con Tu Santa Cruz hasta la muerte…

¿Existirá más amor que el que nos dejaste?

 

En cualquier lugar donde te busque, Jesús,

me conmueva el bien para sanar mi alma;

encontrar mi paz interior para mejorar mi familia,

mi entorno; mi ciudad y mi patria.

 

En la alegría de Tu Resurrección, con Tu Fe,

recordando que Tu Santo Espíritu mora en mi alma y en mi espíritu,

así quiero vivir junto a Ti, eternamente.

 

Carmen García Krauss

GRUPO ATARDECER DORADO

 

 

 

 

 

 

Gracias por tus comentarios

%d bloggers like this: