"Déjate conducir por la Inmaculada"

Historia de un ángel, una mamá y Dios.


Un día un ángel hablaba con el Creador, y le decía: ¿Me dejas ir a la tierra? – Pero, ¿para qué quieres ir, si aquí es tu casa? – Le contestaba Dios. – Ándale, mándame como un bebé, aunque sea un ratito. –Y por qué quieres ser humano? – Ándale, yo sé que tú eres bueno. -Sí, pero tampoco cumplo caprichitos, y además, por qué quieres ir? – Es que quiero saber qué se siente tener ternura y dulzura. –Pero ¿que no te basta el cielo? – Sí, pero ¿tu tuviste una madre, verdad?  – Ah! Ya entiendo…. ok. Puedes ir. Y así comprenderás mejor porqué también quise tener una mamá en el cielo. 

 

 

P. Alfonso G. Miranda Guardiola

@padrealfonsom

11 de mayo del 2012

 

Un comentario

  1. que bello

Gracias por tus comentarios

%d bloggers like this: