"Déjate conducir por la Inmaculada"

LOS PILARES DE LA TIERRA, DE KEN FOLLETT. RESEÑA CRÍTICA

Me parece un libro extraordinario que te atrapa desde el principio de su narración y con cada uno de sus personajes.

Especialmente con la ira demencial y monstruosa de William; con la sabiduría y bondad, a veces ingenua, de Phillip; la belleza deslumbrante e inteligente de Aliena; la pragmática y misteriosa Hellen; el sueño de Tom, y su tibia personalidad; la esperanza paciente y latente en Jonhatan; la sagacidad de Jack; la torpeza de Alfred; el maquiavélico y ambicioso obispo Waleran; y el nulificante amor de Martha.

El autor no se ahorra, el uso de un lenguaje crudo, al describir las mezquindades y bajezas humanas de algunos personajes.

A lo largo de todo el libro, el autor describe todos los acontecimientos eclesiásticos y políticos, siempre entretejidos de envidias, intereses, ambiciones, luchas de poder, prescindiendo casi por completo de la esfera espiritual y  de la gracia, aunque toda la historia gire en torno a un monasterio, a monjes, obispos y a la construcción de Iglesias y Catedrales.

Entrelaza genialmente en el desenlace de la historia, el martirio del Arzobispo Thomas Becket, y sólo al final, después de enormes vicisitudes que tienen que ver con los egoísmos humanos más acendrados, muestra como la justicia, la bondad y la verdad prevalecen.

Recomiendo ampliamente la lectura de esta genial historia, cuyo único defecto, es que se termina.

 

Autor: P. Alfonso G. Miranda Guardiola

@padrealfonsom

10 de junio del 2012

4 comentarios

  1. Alex Servin /

    Gracias por compartir la reseña. Se me antoja leerlo. Saludos y bendiciones.

    • P. Alfonso Miranda /

      Gracias por tu comentario Alex Servín Dios te bendiga

  2. Veronica Ylizaliturri /

    Excelente reseña Padre! A mi el libro me dejo la siguiente reflexion. No se trata solo de estar rodeados de religiosidad, de monumnetos religisos, de grandes empresas supuestamente en nommbre de Dios. Se trata de pedirle Dios que diriga nuestras vidas, tal vez nos lleve por grandes empresas, tal vez nos coloque en lugares y esfuerzos mas humildes, pero lo importantes es estar seguros que eso que nosotros ambicionamos es lo que Dios quiere para nosotros. Dios nos lo dice cuando en oracion ponemos nuestras decisiones en sus manos.

  3. P. Alfonso Miranda /

    Gracias Por tu comentario Vero, y hay que seguir leyendo, es un alimento sustancioso que Dios nos regala, así es que a aprovecharlo. Que Dios te colme de gracias y bendiciones.

Gracias por tus comentarios

%d bloggers like this: