"Déjate conducir por la Inmaculada"

¿Sabes por qué las hormigas prefieren a los niños que a las niñas?

 

Porque cuando comen las niñas, todo el azúcar y las migajas de pan, las avientan al centro de la mesa, para que no se caigan y ensucien el piso, y poder luego recogerlas, para satisfacción de los papás y disgusto de las hormigas.

En cambio los niños al comer, todas las migajas, el azúcar, la sal, la catsup, y todo lo que cae alrededor de su plato, lo tiran olímpicamente al suelo, y ni siquiera con la servilleta o con un trapo, sino con las mismas manos, para mortificación de los papás, y beneplácito y satisfacción del reino de las hormigas.

 

Escrito por el P. Alfonso G. Miranda Guardiola

Fuente: Cuento popular, recordado por la Sra. Rosario Garza Chapa (Charito).

15 de diciembre

Gracias por tus comentarios

%d bloggers like this: