"Déjate conducir por la Inmaculada"

Pasaje de la historia del Templo de San Maximiliano Ma. Kolbe en Monterrey

Monseñor Rady en 1987 acompañó al Cardenal Corripio Ahumada en la bendición de una capilla en honor a la Virgen de Guadalupe en Polonia. Ahí le fue encomendado el compromiso de hacer una Iglesia en Monterrey dedicada al santo polaco Maximiliano María Kolbe.

En esa visita el Cardenal Jozef Glemp y Mons. Tadeus Pikus comentaron al Cardenal Corripio Ahumada que, <<cuando serían correspondidos en la veneración de un Santo de ellos en México>>, a lo que El Cardenal Corripio Ahumada respondió: “aquí entre el grupo que me acompaña viene Monseñor Rady que le gusta construir Templos en Monterrey, Nuevo León; qué les parece si le damos el compromiso de hacer realidad la correspondencia”; Por lo que se comprometió a hacer realidad dicho compromiso de construcción.

Gracias por tus comentarios

%d bloggers like this: