"Déjate conducir por la Inmaculada"

Señor sé nuestra guía

Señor sé nuestra guía.

Hoy Señor sembramos un extenso trigal, porque tú nos da la fuerza.

Tú nos inspiras engrandeciendo nuestra fe, sigue llevándonos con tu amor.

Tú nos diriges, hágase tu voluntad, y porque todo sucede en perfecto orden divino, queremos llegar a la santidad.

Señor que no desfallezcamos, para lograr, que, a través de una lucha constante, podamos llegar a ver un enorme campo con el esplendor de espigas doradas.

Continúa actuando para que crezcamos, que seamos pacientes y humildes y sobre todo perseverantes, que estemos despiertos, velando sin desfallecer, para obtener la miel de tu victoria en Cristo Jesús. Amén

Gracias por tus comentarios

%d bloggers like this: