"Déjate conducir por la Inmaculada"

TESTIMONIOS DE TALLERISTAS DE SAN MAX

TESTIMONIOS DE TALLERISTAS DE SAN MAX

QUE TERMINARON UN TALLER DE ORACIÓN Y VIDA

18 Junio 2013

TESTIMONIO (Luly)

¡Oh Padre! Dame la fortaleza para ser fiel a tus mandatos cada día y la fe para seguir tu camino toda mi vida. Señor, toma mi vida en tus manos, me entrego a ti, porque sin ti nada soy….

El Taller ha significado un renacimiento en mi vida, una nueva vida, con mi Señor Jesús, todo el tiempo buscaba y buscaba y no encontraba, porque no estaba buscando lo correcto, no estaba buscando a Dios y el haberlo encontrado y en ese trato de amigos de sentirme tan querida por Él, es lo mejor, me siento renovada, no hay día que pase sin que de gracias por tantas bendiciones que me da, sin pronunciar su nombre, sin tenerlo cerca de mí, ha transformado mi vida con un giro de 180º y me pone en “ON” despierta ¡estás viviendo!, toma conciencia, tienes una vida, aprovéchala, no es tener más dinero, o la ropa de moda, o el teléfono más nuevo, sino es vivir.  Tener la oportunidad de despertar cada mañana con un nuevo comienzo, al amanecer escuchar pájaros, sentir el sol, ver a tu familia.

Es tener paz, irradiar paz, es un ir y venir, equivocarte, levantarte, perdonar, pero con el Señor de la mano, bien agarrada, sin soltarse, como si tuvieras un pegamento invisible que no se puede quitar.

Esta es mi vida ahora, no tengo a quien odiar, no tengo a quien temer, pero tengo a muchos a quien querer y mar, por quien preocuparme, a quien consolar. Un corazón que no se turbará en las adversidades.

Y eso me lo ha dado Dios. Si bien, todavía me falta mucho por aprender, confío y tengo mi fue puesta en Él, será mi pastor y yo lo seguiré, y me dirá ten fe, vamos juntos a mi Padre.

 

Gracias por tus comentarios

%d bloggers like this: