"Déjate conducir por la Inmaculada"

Pensamientos de San Max

“La vida es breve, Hemos de emplear todo nuestro tiempo… Se vive una sola vez. Es necesario ser santos, no a medias, sino totalmente, para gloria de la Inmaculada y la mayor gloria de Dios” (En Ricciardi p.306).

Hizo una modificación de la consigna de San Ignacio enseñando que “No sólo ad maiorem Dei gloriam, sino ad maximam Dei gloriam ” (No solo para gloria de Dios sino para la máxima gloria de Dios)

“¡Todo esto se aprende de rodillas! (En Winowka p. 154).

Gracias por tus comentarios

%d bloggers like this: