"Déjate conducir por la Inmaculada"

Pensamientos de San Max

“Hijos queridos, ¡Amad a la inmaculada! Amadla y os hará felices, y confiad en Ella ilimitadamente. No a todos es dado comprender a la Inmaculada. Esto se puede obtener solamente por medio de la oración.

Hijos queridos, no aspiréis a cosas extraordinarias, sino cumplid solamente la voluntad de la Inmaculada.

¡Que se cumpla la voluntad de la Inmaculada y no nuestra voluntad!…

¡Amad a la Inmaculada, hijos queridos, amad a la Inmaculada!

¡Vendrán tiempos más difíciles de pruebas, de tentaciones y de desaliento. Pero el recuerdo de las gracias recibidas será para vosotros válido sostén y fuerza victoriosa en las dificultades de la vida!…”

 

Gracias por tus comentarios

%d bloggers like this: