"Déjate conducir por la Inmaculada"

Pensamientos de San Max

El 1 de septiembre de 1939 es una fecha trágica para los polacos, marca el comienzo de la ocupación por el ejército  germano. 

Por la ocupación el P. Maximiliano Kolbe, envía fuera del convento a varios centenares de los caballeros-frailes para que se acojan a la hospitalidad de  sus familiares o de otras casas religiosas. Él, sin embargo, como fiel guardián de la Casa, se queda allí, acompañado de otro Padre y de 38 Hermanos. Pero por poco tiempo. 

El 7 de septiembre, vigilia de la Natividad de María Virgen, sufrieron la primera prueba de fuego. Los aviones enemigos lanzaron bombas sobre Niepokalanów y cañonazos en los contornos. El P. Kolbe corría de un edificio al otro, de un refugio a otro, llevando a todos consuelos y tratando de levantar el espíritu. Tras estas incursiones aéreas quedó en el convento de Niepokalanów el P. Kolbe con su sustituto, P. Pío Bartosik y 38 Hermanos…

Durante todo el tiempo que duró el asedio a la capital, el P. Kolbe nos recomendó de modo particular rezar por nuestra patria y sus defensores.

 

Gracias por tus comentarios

%d bloggers like this: