"Déjate conducir por la Inmaculada"

Coros unidos de San Max para la gloria de Dios

El CORO SAN MAX, del templo de San Maximiliano María Kolbe se comenzó a gestar a una semana de dar inicio la Cuaresma del año 2009, con la iniciativa del padre Fernando Torres Fuentes, quien convocó a los coordinadores de cada uno de los coros, para enseñarles, cantos de cuaresma. Una vez reunidos les dio copias de los cantos, se grabó un cd para repartir a todos y cada uno de los coros ya que en San Max hay muchos coros de diferentes estilos, desde el coro de niños “Misa con niños”, el coro de señoras “adoradoras” recién formado, pasando por los jóvenes del coro “Kibed”, y coros de dos integrantes como es el caso de Rodolfo y Lucy; coros familiares como el formado por la familia Sáenz, y coros de solistas como el de Diana Perez y el de Daniel Yañez llamado cariñosamente “Kache”,. En fin ese año del 2009, se tuvo la idea de juntar a los coros para cantar en Misa de Resurrección, así que se animaron a participar solo algunos, pero con todo el entusiasmo y energía que se requiere para preparar los cantos de una Misa de Resurrecion. “Fue el triple de esfuerzo del que se requiere para preparar una Misa ordinaria”, dijo Rodolfo Torres Ornelas, encargado de coordinar dicha Misa. Con altas, bajas, estira y afloja, debido a la gran diversidad de estilos, pero finalmente y gracias a la ayuda de Dios se dio la primera participación del CORO SAN MAX el sábado 7 de marzo de 2009, a las 21hrs, durante la Misa de Pascua de Resurrección en el templo de San Maximiliano María Kolbe. “Dios bendijo a todos y cada uno de los integrantes del CORO SAN MAX con una actuación maravillosa”, dijo una feliz feligrés que acababa de salir de aquella Misa.

La voluntad de Dios ha querido que este coro San Max, siga dando frutos, ahora unen sus voces para celebrar Misas solemnes como, la de la Virgen de Guadalupe, la fiesta patronal… etc. Este año tuvieron una excelente participación en la Misa que se ofreció después de la peregrinación de decanato, en la Basílica de Guadalupe, Dios quiera que los siga bendiciendo con ese talento tan hermoso que es el de la música y el canto.
Para agradecer a Dios el carisma que les ha concedido, y renovar su compromiso, a partir del año pasado 2010, se dedicó el 22 de noviembre, fecha en que se recuerda a santa Cecilia, patrona de los músicos, para pedir su intercesión, y nos conceda la oportunidad de seguir con este hermoso ministerio.

Miriam Saenz

Un comentario

  1. Myrna /

    es una bendición tenerlos y de verdad nos sentimos orgullosos de que participen en tan grandes acontecimientos porque en la basílica en verdad se licieron

Gracias por tus comentarios

%d bloggers like this: