"Déjate conducir por la Inmaculada"

El mundo está lleno de las huellas de Jesús.

La bella noticia del Evangelista Marcos, es una persona; Jesús, un Dios que florece bajo nuestro cielo, bajo nuestro sol.

Así como algunos saben ver el cielo reflejarse en una gota de rocío, Juan descubre las huellas de Dios, en el polvo del camino (Ronchi).

Aquel que es capaz de ver el cielo reflejarse en una pequeña gota de agua, será capaz de descubrir las huellas que Dios deja por todos los caminos.

El mundo está lleno de las huellas de Dios!

El Señor viene, dice Juan, todos los días viene, de todos los caminos, de todas las veredas. Ya sea que lo esperes o no, El se acerca!

La buena noticia, es una historia llena de futuro, llena de luz y de esperanza porque Dios está cerca.

Hay riesgo de no verlo, sí.

¿Lo reconoceré?

 

II Semana de Adviento: (Mc 1, 1-8), 4 dic 2011

Gracias por tus comentarios

%d bloggers like this: