"Déjate conducir por la Inmaculada"

Cuento Navideño: Sueño hecho realidad

Erase una vez…… no, no, no…… La Comunidad de San Maximiliano Maria Kolbe se encontraba plena y gratamente emocionada por las próximas fiestas decembrinas que se acercaban, infinidad de eventos organizados por los Padres de la Parroquia se avecinaban, grupos en sus diversas actividades se organizaban, los grupos corales tenian lo suyo; uno de ellos, entusiasmados por lo que a ellos les tocaba, no cabian de gozo por la buena nueva que les habia llegado; despues de haber vivido una año lleno de emociones, grandes cambios, tensión, diferencias entre ellos, lleno de eventos inimaginables, cantando como siempre, tanto para su querida comunidad, como para grandes Basílicas, participando para eventos propios de de la Iglesia, tratando siempre de dar el mejor servicio dedicado a Dios, dedicado a aquel que era el que los tenia ahí, no imaginaban lo que se les venía…. fueron propuestos para cantar en un evento que como cada año se llevaba a cabo en otra ciudad cercana, un evento a nivel nacional, en el cual asistían sacerdotes en representacion del Vaticano; acudían de otras ciudades miles de personas que con gran fervor y gozo iban a adorar a Nuestro Señor; no podían creer tan grandiosa noticia; solo que ésta llego con un inconveniente, dentro de tal propuesta faltaba por confirmar su asistencia ya que no era el unico coro que se proponía para tal evento, dentro de unos días se les confirmaría, aunque aun asi, la emoción se apoderó de ellos, haciendo realidad ese sueño dentro de sus mentes; solo que las cosas no serían tan fáciles como ellos imaginaban tenían que ensayar y mucho, dar el 100%, las próximas fechas estaban ocupadas por los compromisos ya mencionados que eso los lleno de preocupación, tenían que remover su agenda y no solo en lo que respecta a la Iglesia, sino en sus vidas personales, la mayoría dedicados al estudio y al mismo tiempo a trabajar, sabían que tenían que sacrificar unas cosas por otras, tenían que sacar adelante las diversas ocupaciones de la Iglesia y su vida privada, ya que todos estaban ahí por que así lo querían, por la sensibilidad de traer el canto dentro de ellos y por agradecimiento a ese Don que Dios les regaló, no querían quedarse atras, su entusiasmo no amainó, dentro de todo no dejaban de hacer oración en grupo o cada quien por su lado.

Los días pasaron y la respuesta no llegaba, aun así se dieron a la tarea de buscar canciones para cantar en dicho evento, dentro de tantas otras que tenían que ensayar para las próximas fiestas navideñas; sus oraciones seguían, como se dice, al pié del cañón, para que su sueño se hiciera realidad.

Por fin, como todo, el día de la respuesta llego, cuando menos lo esperaban, ese día en que cantaban para toda la comunidad, ese día tan especial en el que se habían preparado para cantarle a ese hermoso ser lleno de luz, a ese pequeño bebé nacido en un humilde pesebre, nacido para venir a dar fe, esperanza, paz, pero sobre todo amor al mundo entero, no podían creer que la respuesta que ellos querían escuchar… escuchar que irían a cantar, a cantarle a Él, precisamente ese día, para ellos fue el regalo de Navidad mas hermoso jamás recibido, un regalo que no olvidarían nunca, su fé y su amor por Él, otro testimonio más, otra prueba más de vida que compartían.

El día del gran evento llegó…. cantarle a Cristo Rey, cantarle a Él….. un sueño hecho realidad que compartían juntos !!!

DI

Gracias por tus comentarios

%d bloggers like this: